Buscar pareja en internet a través de las redes sociales

Buscar pareja en internet con las redes sociales es algo común en la actualidad.

Ante la cantidad creciente de sitios y páginas de internet habilitados para propiciar los encuentros románticos entre personas de diferentes o igual sexo, cabe preguntarse si estos encuentros una vez concretados F2F (“CARA a CARA”), son efectivos a largo plazo.

Mucho se ha hablado al respecto sobre todo cuando las personas evitan utilizar cámaras web y prefieren hacer una auto descripción física con todos los pros y contras que puede traer este método.

Pero lo cierto es que la mayoría no rechaza el uso de las webcam, eso les evita tropezar física e inesperadamente con una situación desagradable. 

Buscar pareja en internet a través de las redes sociales 

A partir de los 30 años de edad aproximadamente, la madurez sexual y psicológica del individuo, tiende a ser más sólida.  Adquiere matices más propios y específicos de cada persona. También es lógico que ya para este momento en condiciones normales se haya alcanzado cierta estabilidad económica y desenvolvimiento profesional.
Es palpable el incremento en las salas de encuentros románticos o amistosos. Aunque parezca poco creíble se llega a conocer más a una persona mediante la relación que se establece a través de las redes que durante un encuentro casual.
En un antro, bar, reunión de trabajo o cualquier otro evento las personas no abren tanto su corazón. ¿Por qué sucede esto?
 
Sencillo, cualquier internauta pasa horas chateando con un/una desconocido/a, no hace falta ni una línea de alcohol para abrirse tal cual es una persona. Una vez que se establece una conversación similar a la que pudiéramos encontrar en un confesionario o en una sala de psicoanálisis, todo fluye. 

Los encuentros sociales “in vivo” entre personas desconocidas en la era actual generalmente saltan etapas y… ¡con que rapidez!

En muchas ocasiones ocurre solamente contacto visual e inmediatamente se pasa al contacto físico. No son pocos los casos en que una vez terminada la relación sexual y salido cada quien a sus asuntos, se percatan de que no saben tan siquiera el nombre de la persona con quien se involucraron.
Otras ventajas la constituye el hecho de que no hay que dar excusas inmediatas si de pronto se van las ganas de compartir con alguien o salir a la calle. Tan solo basta con no encender la PC o no entrar a la sala de chateo, sea privada o pública.
 
El hecho es que a 12 años de comenzado el siglo 21 y el 3er milenio, sería absurdo negar que los encuentros amorosos por internet están desplazando a las “normas tradicionales”.
Por supuesto se habla de las personas que viven en los países más desarrollados o emergentes dada la necesidad de una logística para que se den los contactos.
En este caso el encuentro físico solo ocurre en un elevado por ciento cuando ya se ha ¿conocido? bastante a la persona elegida.
 
Habrá que esperar a que las estadísticas demuestren o rebatan que, a la larga, este es un medio superior para lograr relaciones más estables en nuestros días.
Por el momento sí se puede considerar una manera muy amena y sana de interactuar con cualquier tipo de persona, no importa el sexo, religión, origen o raza y permite a muchas personas reprimidas o introvertidas dejar salir a su verdadero “yo”.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.