El cáncer de mama. Prevención y curación a la vista

El cáncer de mama podría estar vinculado a un desequilibrio en la flora bacteriana del tejido de estas glándulas. Investigadores han revelado diferencias entre la flora bacteriana del tejido de las mamas de mujeres saludables y el de aquellas que padecen cáncer de mama.

El equipo de científicos ha descubierto por primera vez que el tejido mamario saludable contiene más bacterias que pertenecen a la especie Metilobacterium, un hallazgo que podría estar ofreciendo una nueva perspectiva en la batalla contra el cáncer de mama.

Las bacterias que forman parte de la flora normal del organismo humano tienen gran influencia en el comportamiento de muchas enfermedades. La mayoría de las investigaciones se han llevado a cabo estudiando la flora intestinal normal.

El cáncer de mama puede ser causado por desequilibrios de flora bacteriana normal que vive en el tejido de las mamas

La comunidad de estudiosos ha concluido que en el tejido mamario existe también una flora normal específica, pero esta aún no ha sido descrita o caracterizada.

No obstante se ha dado el primer paso hacia el conocimiento de la composición bacteriana del tejido mamario sano y aquel que ha sido afectado por cáncer.

El coautor principal del estudio Charis Eng, Doctor en Medicina, Presidente del Instituto de Medicina Genómica de la Clínica de Cleveland y Director del Centro para Asistencia Médica de Genética Personalizada dijo:

“A mi parecer este es el primer estudio para examinar el tejido mamario y otros distantes del cuerpo para determinar las diferencias en lo que a bacterias se refiere en el cáncer de mama. Nuestra esperanza es encontrar un marcador biológico que nos ayudaría a diagnosticar el cáncer de mama en estadios muy tempranos y de manera fácil. Es nuestro sueño más anhelado poder detectar la presencia de la microflora que se encuentra presente en el tejido de la mama antes de que se propicie la aparición de células cancerosas. De esa forma podría prevenirse con probióticos y antibióticos”

Esta investigación fue publicada online en Oncotarget el 5 de octubre de 2017. A través del estudio se examinó el tejido de 78 pacientes que fueron sometidas a mastectomía total y cirugía estética electiva debido a carcinoma invasivo de mama. A estas pacientes se le realizó enjuague bucal para estudio y examen de orina con el objetivo de determinar la composición bacteriana de estas zonas.

Además del hallazgo del Metilobacterium el equipo de investigadores descubrió que la orina de estas pacientes tenía un incremento de los niveles de bacterias Gram-positivas. Entre ellas Estafilococos y Actinomicetos. Estudios posteriores serán necesarios para determinar el rol que estos microorganismos pueden jugar en la aparición del cáncer de mama.

La presencia de bacterias pro-cancerígenas en el desarrollo del cáncer de mama. Nanotecnología al servicio de la medicina

Otro de los co-autores principales, el Doctor en Medicina Stephen Grobymer apuntó:

“Si podemos caracterizar una bacteria pro-cancerígena en el tejido de las mamas podemos hacer al medio donde se desarrolla menos acogedor para su existencia y de esa manera estaríamos impidiendo también el desarrollo del cáncer. También estaríamos potenciando los tratamientos existentes. Se necesitan estudios más profundos y a mayor escala, pero este trabajo es un primer paso muy sólido para la mejor comprensión del rol significativo que juega el desequilibrio bacteriano en el cáncer de mama”.

El cáncer de mama. Prevención y curación a la vista

Figura.1

El doctor Grobmyer es el Jefe de la Sección de Cirugía Oncológica y Director del Servicio de Patología de mama en la Clínica Cleveland.

Este estudio proporciona pruebas evidentes para apoyar investigaciones ulteriores dentro de la creación y utilización de nanopartículas cargadas dirigidas hacia esas bacterias pro-cancerígenas.

Los doctores Grobmyer y Eng están colaborando con investigadores de la Universidad Hebrea para desarrollar nuevos tratamientos usando la nanotecnología en pos de depositar antibióticos específicos directamente en las colonias bacterianas que podrían producir el cáncer de mama.

Para estos estudios de medicamentos se utilizan fondos otorgados por el Centro para la Transformación de la Nanomedicina.

El cáncer de mama ocupa el segundo lugar dentro de las neoplasias más comunes en Estados Unidos, superado solamente por el cáncer de piel. 1 de cada 8 mujeres desarrollará la enfermedad en algún momento de su vida.

El estudio fue financiado a través del premio que otorga la Fundación caritativa Doris Duke a una clínica de investigaciones, la Sociedad Fundación para la cirugía Oncológica, el Instituto del Cáncer Taussing de la clínica de Cleveland, Earlier.org. y otros.

Fuente

Este aarticulo fue elaborado a partir de la publicacion del estudio realizado en Cleveland Clinic. “Breast cancer linked to bacterial imbalances: Study compares bacterial composition in healthy vs. cancerous breast tissue.” ScienceDaily. ScienceDaily, 6 October 2017.

Spread the love

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.