Prostatitis

La prostatitis no es más que la inflamación generalmente de origen infeccioso de la próstata.

La próstata es una glándula que se sitúa debajo de la vejiga urinaria en el hombre. Esta glándula produce el semen, líquido viscoso que sirve de transporte a los espermatozoides además de nutrirlos.

La próstata también produce una pequeña cantidad de hormona testosterona. La mayor cantidad de esta hormona se produce en los testículos.

La prostatitis puede producirse por otras causas con menor frecuencia, en este caso no son las bacterias la que la provocan.

Qué síntomas caracterizan a la prostatitis

Independientemente de la causa los síntomas son casi siempre los mismos.

  • Dolor en el periné que es el espacio que se halla entre el ano y el escroto.
  • Dolor pélvico
  • Ardor al orinar, dolor al eyacular e incluso líquido seminal con presencia de sangre
  • Nicturia, retención urinaria, chorro débil
  • Orinas turbias
  • Hematuria (sangre en la orina)
  • Malestar general, febrícula
  • En ocasiones se observa aparición súbita de fiebre alta, escalofríos, dolor agudo
  • Al examen físico dolor durante la realización de tacto rectal al palpar la glándula con el dedo.

La prostatitis puede hacerse crónica cuando los síntomas no se resuelven en un corto periodo de tiempo.

Esto provoca que se mantengan síntomas de dolor pélvico, molestias en testículos, pene, eyaculación dolorosa. Estos episodios alternan con periodos de aparente curación.

En ocasiones la prostatitis remite o se soluciona espontáneamente, sin tratamiento médico.

Qué causas pueden predisponer a la aparición de esta enfermedad

  • Las infecciones urinarias (uretritis)
  • Las enfermedades de transmisión sexual pues muchas de ella provocan infección de la uretra
  • Los traumatismos pélvicos
  • El uso de sonda vesical
  • Padecer VIH-SIDA
  • Haber sido sometido a biopsia de próstata

Diagnóstico de laboratorio

Para establecer la causa y tratamiento de la prostatitis es necesario realizar algunos exámenes. En ocasiones un solo examen será suficiente, en otras habrá que recurrir a estudios más específicos.

  • Examen de orina: para descartar infección urinaria, sangre en la orina, etc.
  • Examen del semen: igualmente podrá observarse sangre o pus en las prostatitis agudas. En ocasiones el médico masajeará la próstata para obtener secresiones.
  • Examen de sangre: existen estudios más específicos como el antígeno específico prostático (PSA). Este marcador indica que existe un aumento de tamaño de la próstata.

En los casos de prostatitis crónica el PSA se afecta con cierta frecuencia.

La mayoría de las veces el antígeno prostático se utiliza para descartar hiperplasia de próstata o cáncer de la glándula.

  • Ecografía o tomografía computarizada de la próstata: de esta forma se podrá observar el aumento de tamaño de la próstata y a qué otras causas podría deberse.

Tratamiento de la prostatitis

Según los resultados obtenidos durante el examen físico y los exámenes de laboratorio e imagenológicos, se establecerá el diagnostico y se pondrá tratamiento.

Prostatitis bacteriana

En dependencia del germen aislado y la severidad de los síntomas se indicará el antibiótico de elección.

En ocasiones es necesario aplicarlo por vía endovenosa.

Los tratamientos por vía oral para la prostatitis son largos. En caso de ser aguda se indicarán por 1 mes o 6 semanas.

Durante el curso de las prostatitis crónicas los tratamientos deben mantenerse por más tiempo.

Si es necesario se indicará también medicamentos que ayudan a relajar las fibras de la próstata (ej. Tamsulosina).

Este proceder mejora los síntomas de dificultad durante la micción.

El uso de antiinflamatorios no esteroideos como el Ibuprofeno ayuda a disminuir la inflamación de la glándula y mejora el estado general.

Terapia complementaria

  • Reducir alimentos ácidos, picantes, el alcohol y la cafeína. Estas sustancias irritan la vejiga por lo que empeorarán los síntomas de ardor y dolor al orinar.
  • Reposo sexual
  • Evitar pasar mucho rato sentado, montar bicicleta.
  • Hacer baños de asiento con agua tibia
  • Acupuntura

La prostattis se observa con mayor frecuencia en los jóvenes y la edad mediana. No obstante esto no implica que no pueda aparecer en otras etapas de la vida.

Compartir en sus Redes

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

error: Content is protected !!