Dolor pélvico y ganas de orinar. Causas y remedios caseros

Cuando en una persona se presenta dolor pélvico y ganas de orinar pudiera estar relacionado con enfermedades urinarias o ginecológicas.

La cistitis o inflamación de la vejiga de causa infecciosa produce dolor pélvico y ganas de orinar en muchas ocasiones. Este síntoma se acompaña de ardor a la micción con frecuencia.

En otras ocasiones pudiera aparecer además febrícola, escalofríos, incontinencia urinaria, urgencia miccional. Es muy común que en mujeres jóvenes y sobre todo activas sexualmente, se produzca dolor pélvico y ganas de orinar.

También es frecuente que un cuadro similar sea resultado de una Inflamación Pélvica Aguda leve o moderada. Esta suele cursar con síntomas urinarios discretos y dolor bajo vientre ligero o moderado. En estos casos se asocia leucorrea (flujo vaginal) con características de infección. Estas características estarán en dependencia del germen causal.

dolor bajo vientre y ganas de orinar

Qué hago si tengo dolor pélvico y ganas de orinar. Exámenes complementarios.

Cuando se presenta dolor pélvico y síntomas urinarios es indispensable realizarse algunos exámenes complementarios.

Primero el examen físico que realizará el especialista para descartar otras enfermedades. Identificar que el problema tiene su origen en el sistema urinario o ginecológico es primordial.

Un examen de orina (cituria) permitirá saber las características de la orina. La presencia de leucocitos, glóbulos rojos, turbidez de la orina es una evidencia de infección. Si además aparecen bacterias hay que realizar un urocultivo.

Este examen de laboratorio permite conocer si el sistema urinario esta efectivamente enfermo o si la orina recolectada se ha contaminado con secreciones vaginales.

Por tanto sería importante también el examen físico del sistema ginecológico y si es prudente la realización de exudado vaginal.

Remedios que mejoran los síntomas de dolor pélvico y ganas de orinar

Existen soluciones inmediatas para mejorar el dolor pélvico y las ganas de orinar. Esto puede realizarse en tanto se tienen los resultados.

Para aliviar estos síntomas sería ideal aumentar la ingestión de líquidos. Tomar al menos 3 litros de agua al día evidenciará una mejoría rápida.

Un vaso de agua (8 onzas) al cual se agregará una cucharadita de bicarbonato de sodio a la hora de dormir mejorará francamente la frecuencia de las ganas de orinar. También aliviará el ardor.

Se recomienda beber un vaso de agua con media cucharadita de bicarbonato y el jugo de medio limón 10 minutos antes del desayuno. Disminuir los alimentos muy condimentados, el té, el café, el chocolate, los refrescos gaseados se traducirá en alivio.

Se debe evitar la ropa interior negra, roja o azul oscuro. Estos colores pueden incrementar las molestias en la zona de los genitales externos y entrada a la uretra. También la ropa muy ajustada.

En el artículo “Alivio de la cistitis con el uso de la Sábila “se puede encontrar información muy útil para resolver un problema de forma efectiva y con las bondades del Aloe vera o Sábila.

En ocasiones se podría necesitar además un acidificante urinario si existiera una infección asociada o algún antiséptico urinario a corto plazo por no más de 3 días.

SUGERENCIA: Las mujeres deben realizar el aseo adecuado de los genitales externos una vez que han terminado una relación sexual. Este simple cuidado evitará más de un cuadro similar y posteriores consultas por cuadros más serios.

 

(Visited 54.772 times, 311 visits today)
Spread the love
  • 3
    Shares