La Alimentación en los niños en el primer año de vida. Ablactación

La alimentación en los niños en el primer año es un proceso complejo.

Este se inicia desde que el niño nace.

Hasta ese momento obtiene todo lo necesario para su nutrición a través del cordón umbilical.

La madre es durante 9 meses la fuente de su alimentación.

El ser humano no nace preparado para ingerir, absorber y utilizar cualquier alimento.

Varias características estructurales y funcionales del sistema digestivo, renal e inmunológico del bebé están inmaduras en el momento del nacimiento.

La alimentación en los niños en el primer año de vida

Entre los 4 y 6 meses de edad, los niños ya pueden asimilar parte de los alimentos.

A los 4 meses digieren en forma aceptable los almidones y grasas.

No obstante no cuentan con la madurez de órganos como el páncreas.

La capacidad para digerir las proteínas contrasta con las limitaciones del riñón.

Hacia los 6 meses el niño tiene una función renal al 80% del riñón de un adulto.

Es por ello que no se pueden ofrecer proteínas como las carnes hasta los 7 meses de edad.

 A esto se suma que la masticación voluntaria no aparece hasta los 6 meses de edad.

El niño recién nacido tiene un elevado riesgo de padecer alergias alimentarias por su inmadurez.

Cuando se introducen alimentos distintos a la leche materna en una edad muy temprana aparece este riesgo.

Todo esto apunta hacia la necesidad de mantener la lactancia materna hasta los 4 o 6 meses de edad.

Solamente debería optarse por un cambio en este tipo de alimentación en casos de fuerza mayor.

A ello, se agrega la dificultad de tragar alimentos semisólidos antes del cuarto mes.

A cualquier edad, la introducción de un nuevo alimento se debe hacer en pequeñas cantidades y con intervalo al menos de 3 días entre uno y otro.

La alimentación según las diferentes etapas

  • Etapa de 0 a 4-6 meses

Lactancia materna exclusiva, según demanda del niño.

En este sentido existen diferencias porque todos los niños no son iguales.

Tampoco todas las madres tienen la posibilidad de ofrecer lactancia materna exclusiva durante 4-6 meses.

En estos casos se ofrecerá al niño leche artificial similar a la materna y certificada.

  • Etapa de 4 a 5 meses

Introducción de jugos de frutas y vegetales naturales.

Las frutas se pueden indicar también como puré o compota.

Se pueden utilizar los jugos excepto cítricos o puré de frutas y vegetales en conserva.

Los jugos o zumos se preparan diluidos al principio con una cantidad igual de agua hervida fresca.

Las concentraciones irán aumentando de manera progresiva hasta ofrecerlo puro.

No se endulzarán, las frutas contienen fructosa que es el azúcar natural de estas.

La alimentación en los niños en el primer año no debe establecerse según nuestros gustos particulares.

  • El jugo se ofrece una vez al día, comenzando por 3 o 4 onzas.
  • Se aumentará la cantidad de forma gradual.
  • No se debe hervir o calentar, porque ocasiona pérdida de vitaminas.
  • Brindar preferentemente a temperatura ambiente y recién preparada.

Se introducen las viandas en forma de puré.

Se ofrecen una sola vez al día, que puede ser un puré de viandas y vegetales.

Luego puré o jugo de frutas.

Es recomendable agregar alimentos semisólidos a la dieta del niño.

De esta manera aprende a diferenciar no solo sabores sino texturas.

Esto se hará de manera gradual y con mucho cuidado.

A medida que el niño crece y empieza a desarrollar la habilidad de masticar y tragar alimentos más consistentes, se le deben dar alimentos más sólidos.

Al principio deben ser blandos, batidos.

A medida que se desarrolla la dentición, se puede aumentar la firmeza y el tamaño de los trozos.

la alimentación en los niños en el primer año

Esquema de ablactación o alimentación complementaria

  • Etapa de 5 a 6 meses

Aporte de hierro en la la alimentación en los niños en el primer año

A partir de esa edad, la reserva de hierro comienza a disminuir y es necesario el aporte de dicho nutriente para prevenir su deficiencia.

Una forma de aportarlo es ofrecer al niño cereales sin gluten, tales como el arroz y el maíz.

Se recomienda empezar por el arroz, el cual puede adicionarse, en algunos casos, entre los 4 y los 5 meses.

Los cereales se pueden preparar mezclados con leche.

Casi siempre es necesario cocinarlos y es conveniente colar los de consistencia gruesa.

Al principio se comienza con una pequeña cantidad en las primeras horas de la mañana (desayuno).

Primero se ofrecerá diluido y se irá aumentando poco a poco hasta que la consistencia pueda ser más espesa.

A esa edad se pueden introducir vegetales que aportan, entre otros, carotenos y vitaminas del complejo B.

Se pueden cocinar al vapor en poca cantidad de agua.

Se comenzará con una papilla suave que se irá espesando hasta una mayor consistencia.

También se introducirán las legumbres en forma de puré.

Estas aportan proteína, fibra dietética y algunas vitaminas.

No se deben suministrar alimentos que pasan por procesamiento industrial como la precocción, extrusión y tostado pues destruyen los factores nutricionales.

alimentación en los niños en el primer año de vida

Las verduras se cocerán al vapor

  • Etapa de 6 a 8 meses

En esa etapa se incluye la carne, que se molerá o pasará por licuadora.

De esta forma se aportan al niño proteínas de gran valor biológico, hierro y algunas vitaminas del complejo B.

Luego se introduce la yema de huevo cocida o pasada por agua (1 min en agua hirviente).

Así el calor coagula la albúmina, haciéndola más digestiva y también menos alergénica.

Nunca debe ofrecerse cruda.

Se comienza solamente la yema por su contenido en hierro y por ser menos alergénica que la clara.

Esta se ofrece un poco después.

Se debe comenzar con un octavo de la yema e ir aumentando progresivamente hasta darla completa una vez al día.

Esta se ofrecerá preferentemente en el horario del almuerzo.

A esa edad se incorporan los jugos, preferentemente naturales, de frutas cítricas.

Se comenzará también con los cereales con gluten (derivados del trigo).

Primero se escogerá la papilla de cereal de trigo, y más tarde, se ofrecen pastas alimenticias.

Además de ser una excelente fuente de proteínas, las carnes aportan cinc y ácidos grasos esenciales.

También favorecen la absorción del hierro inorgánico que se encuentra en los alimentos vegetales.

El aumento de la absorción también ocurre cuando se ingieren alimentos que contienen vitamina C junto con alimentos que contienen hierro inorgánico.

Se debe evitar la administración de remolacha y espinaca durante el primer año de vida.

Así se reduce el riesgo de metahemoglobinemia, una enfermedad de los glóbulos rojos.

Después se agrega la carne de cerdo y el pescado sin grasa.

En esa edad se ofrecen al niño las frutas maduras en trocitos. Puede comer helados de frutas y dulces caseros que no contengan clara de huevo.

  • Etapa de 8 a 10 meses

Se adicionan el aceite, la mantequilla y la margarina en la alimentación del niño.

  • Etapa de 10 a 12 meses

Se introducen el queso crema y la gelatina.

Los alimentos se ofrecen finamente picados, ya que el niño puede masticar con las piezas dentales que a esa edad presenta.

  • Mayores de 12 meses
la alimentación de los niños en el primer año de vida

La proteína animal es indispensable para el desarrollo del niño

Se ofrece el huevo completo, y se comienza por pequeñas porciones de clara para observar su tolerancia.

También otros vegetales y carnes en conserva que no se recomiendan antes de esa edad.

No obstante siempre que sea posible se evitará la administración de alimentos enlatados pues no son saludables para ninguna edad.

Los embutidos y los alimentos fritos ya pueden introducirse en esta etapa.

Estos alimentos tampoco son recomendados y deben evitarse a cualquier edad.

No se debe agregar sal a la comida.

Se deben escoger alimentos con bajo contenido de sodio. Así se reducirá el riesgo de padecer de hipertensión en la edad adulta.

La alimentación del niño creará las bases para la formación de un ser humano adulto saludable.

Crear una adecuada cultura alimenticia desde los primeros meses de vida garantizará un estilo de alimentación sana en el futuro.

Compartir en sus Redes

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

error: Content is protected !!