La gastritis. Qué se debe comer. Dieta de protección gástrica

La gastritis es una enfermedad de la mucosa del estómago. La mucosa se afecta e inflama por diversos factores. Entre ellos costumbres alimentarias, abuso del alcohol, café, tabaco, algunos medicamentos y estrés crónico.

La gastritis puede prevenirse o curarse. La selección de los alimentos deberá ser cuidadosa cumpliendo determinados aspectos.

Independientemente del tratamiento medicamentoso que requiera la gastritis en dependencia de la causa, la dieta es un pilar fundamental. Por eso veremos qué se debe comer cuando se padece de gastritis.

La Gastritis. Dieta adecuada según requerimientos básicos para el organismo

La dieta es el régimen alimentario que se confecciona a base de alimentos en forma de menú. Este menú debe reunir los elementos necesarios y balanceados en calorías, proteínas, fibra, vitaminas y otros nutrientes.

Unidos todos estos elementos contribuyen al tratamiento exitoso de la enfermedad sin descuidar el aporte nutricional adecuado.

El tema de la dieta nutricional adquiere una enorme importancia en el caso de enfermos con gastritis. Sea cual sea la causa de la misma, la dieta de protección gástrica se debe cumplir a la vez que el tratamiento medicamentoso.

La gastritis. Qué se debe comer. Dieta de protección gástrica

Síntomas de la Gastritis

Los pacientes con gastritis presentan como sintomatología típica

  • Acidez
  • Pirosis (sensación de quemazón o ardentía en la boca del estómago)
  • Dolor (desde ligero hasta intenso en la zona epigástrica)
  • Sensación de llenura a pesar de ingerir pocas cantidades de comida
  • Mayor o menor tolerancia a determinados alimentos.

Gastritis aguda hemorrágica

En ocasiones acompaña al cuadro, cuando este se hace extremo, el sangramiento digestivo. Esta condición es una emergencia médica debe ser tratada en la unidad de cuidados intensivos o intermedios de un centro hospitalario.

Se caracteriza por

  • Dolor intenso en epigastrio o boca del estómago
  • Vómitos con contenido gástrico o no y sangre roja en mayor o menor medida
  • Decaimiento, fatiga, desmayos en dependencia de la magnitud del sangramiento

La gastritis. Dieta de protección gástrica

Las Dietas de Protección Gástrica son aquellas que tienen como objetivo el reposo del estómago. En general consisten en la administración de alimentos nutricionales blandos y pocos irritantes, en pequeñas cantidades e intervalos frecuentes.

Es una dieta progresiva. Cuenta con 4 fases. La dieta comienza a partir de la persistencia de síntomas crónicos o de la aparición de un episodio agudo sangrante.

Fases de la dieta de protección gástrica

  • Dieta Absoluta (uno o dos días). Dieta de SIPI

Es la administración de leche descremada en pequeñas cantidades con intervalos de 1 o 2 horas. La leche alterna con un antiácido.

Su fin es la de quitar el dolor gracias a que la leche neutraliza la acidez gástrica y permanece mucho tiempo en el estómago. No llega a ser una dieta nutricional pues está incompleta por lo que debe ser administrada durante el menor tiempo posible.

Dieta a base de huevos pasados por agua, leche, maicena, o pastas muy finas de arroz o trigo en caldo vegetal, flanes y natillas.

La toma de alimentos será cada 3 o 4 horas. Si se tolera bien se pasará a la siguiente fase pasados 7 días.

  • Dieta Ulcus I

Dieta blanda que se tomará durante las siguientes 2 a 4 semanas con 5 o 6 tomas diarias y los alimentos serán los permitidos en la fase anterior agregando

Yogurt y queso fresco

Arroz y pastas hervidas en caldos vegetales

Patatas hervidas y en purés

Carnes muy tiernas, hervidas (pollo y ternera, conejo)

Pescados blancos hervidos

Manzanas y peras hervidas

Aceite crudo. Muy poca mantequilla o margarina

Agua con zumo de naranja diluido (probar la tolerancia de este último)

Galletas tipo María y bizcochos

Dieta de Remisión

Mantener 5 o 6 comidas diarias de los alimentos mencionados, sumando el resto. Evitar el exceso de condimento, sal, fritadas, alimentos calientes.

Alimentos permitidos y no permitidos

Una vez pasada la etapa aguda de estos padecimientos se deberá mantener de por vida el cuidado a la hora de ingerir alimentos.

Estos se clasifican en permitidos y no permitidos en aras de evitar la recurrencia.

Simultáneamente se prescribirán medicamentos por el médico de cabecera en dependencia del diagnóstico de la causa de la gastritis. Para ello se tendrá en cuenta los resultados de la entrevista médica, examen físico exhaustivo y resultados de los complementarios pertinentes.

Alimentos NO Permitidos

  • Por ser irritantes químicos

Extractos y caldos de carne, salsas ácidas, frutas y zumos ácidos

  • Por ser irritantes físicos o de contacto

Cereales de grano entero, carnes fibrosas, frutas crudas, verduras y hortalizas crudas y alimentos o platos salados

  • Mixtos

Embutidos, pescados grasos y mariscos, café, té y alcohol.

  • Otros

Azúcar y chocolate en cantidad, especias y condimentos, fritadas

Alimentos Permitidos

  • Lácteos

Quesos semicurados, no salados y natas.

  • Cereales y patatas

Todos hervidos en caldo vegetal, pan blanco tostado o del día anterior

  • Carnes

Cordero, cerdo, buey, conejo. Sin grasa y hervidas o a la plancha sin tostar mucho

  • Pescados

Blancos a la plancha.

  • Huevos

En tortilla o escalfados.

  • Frutas

Manzanas y peras hervidas o al horno, dulce de membrillo.

  • Verduras

Acelgas, espinacas, judías verdes y zanahorias hervidas, en puré

o bien masticadas

  • Aceites

Crudos, pocas cantidades. También mayonesa.

Uso del Aloe Vera o Sábila

Se deberá incluir en el tratamiento de la gastritis a la reina de la medicina verde: el Aloe Vera o Sábila.

Las hojas carnosas de esta planta deberán cortarse en fase de luna cuarto menguante, desde la base de la hoja o penca, cuando amanece el día. Esto en caso de las personas que tienen acceso a ella desde su lugar en la tierra misma. De lo contrario adquirirla en los lugares especializados.

Cómo preparar el aloe vera

Tomar la hoja o penca, pelar, tomar el cristal o masa central separándola de la cáscara.

  • Cortar en pequeños trozos de más o menos 2 cms de ancho, mantener en refrigeración y comer un trozo varias veces al día.
  • También se podrá batir la hoja o penca  pelada y mezclar con 1 cucharada de miel y algo de agua para poder batir. Tomar 2 vasos diarios.
  • Otra forma es dejar la  hoja o penca pelada en un litro de agua en el refrigerador y tomar como agua común varias veces al día. Este tratamiento se podrá llevar a cabo de por vida.

El aloe vera se contraindica en las mujeres embarazadas o que amamantan y en los pacientes con Enfermedad de Parkinson.

Otras medidas a tomar por parte de los pacientes con gastritis

Se deberá prescindir definitivamente del hábito de fumar, el alcohol, el café y chocolate muy concentrado. Tampoco se deberán consumir medicamentos que causan daño intenso a la mucosa gástrica.

Por tanto cada vez que acuda a consulta por otras causas, deberá informar al profesional sobre su patología de base, la gastritis.

Spread the love
  • 1
    Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.