La menopausia. Adiós menstruación

La menopausia es el cese definitivo de la menstruación. Es el evento fundamental de una etapa de la vida de la mujer que se denomina climaterio.

La menopausia se debe a la disminución progresiva de la función ovárica. Durante este proceso ocurren irregularidades menstruales, afecciones génito-urinarias y otras relacionadas con la sexualidad.

La fecha de la última menstruación determina el inicio de la menopausia. Pasado un año después de este evento, ya estamos en presencia de la posmenopausia.

La menopausia. Adiós menstruación. Climaterio femenino

El climaterio femenino comienza años antes de que cese totalmente la función ovárica. Esto significa años antes de que se establezca la menopausia. Una vez que los ovarios comienzan a declinar se presentan síntomas que comprenden a todo el organismo.

Los síntomas del climaterio se deben a la disminución progresiva de los estrógenos que son las hormonas femeninas que acompañan a la mujer durante la etapa reproductiva.

La menopausia aparece alrededor de los 50-51 años aproximadamente. Hay autores que dan un periodo de entre los 45 y 54 años. Antes de que suceda este cese total de la menstruación, se observan síntomas que demuestran la caída de los niveles de estrógenos y progesterona.

Como consecuencia los ciclos menstruales se hacen irregulares, comienzan a observarse cambios de humor en la mujer, sudoraciones, palpitaciones.

El climaterio femenino no solo afecta a la esfera reproductiva. La disminución parcial o total de las hormonas femeninas afecta al organismo en general. Predispone a enfermedades del corazón, huesos, piel.

En el caso del corazón propicia la obstrucción de las arterias coronarias, favoreciendo el infarto del miocardio.

En caso de los huesos la densidad ósea disminuye. La piel es un órgano que deja de ser suave y terso, la disminución del colágeno la torna fina, aparecen las arrugas y resequedad.

Como consecuencia de los desequilibrios hormonales ocurre una descompensación de los niveles de glucosa. Se propicia por tanto la aparición o desarrollo de la diabetes.

Síntomas de la menopausia

Ocurren cuando ya ha cesado totalmente la función ovárica. Por ello cesa la menstruación, termina la etapa reproductiva de la mujer.

  • Cese total de la menstruación
  • Sudores
  • palpitaciones
  • vértigos
  • sofocos o bochornos

Se trata de una repentina sensación de calor y ansiedad que provoca un aumento del flujo sanguíneo de la piel del cuello, cara y tórax. Se acompaña de sudoración y palpitaciones. Es muy desagradable y pueden manifestarse hasta 20 veces a lo largo de un día.

  • Insomnio
  • Disminución o desaparición de la lubricación vaginal

Las glándulas de Bartolini dejan de producir el lubricante natural ante la ausencia de estrógenos.

  • Dolor durante la relación sexual

Se debe a la ausencia de lubricación y a que el útero y cuello uterino disminuyen de tamaño. Esta situación provoca que las contracciones que ocurren durante el coito y orgasmo provoquen dolor. Se trata de la atrofia vaginal.

  • Labilidad emocional

Los cambios de humor se caracterizan por irritabilidad, llanto fácil, depresión.

  • Obesidad y cambios en la figura

En ocasiones no ocurre un aumento considerable de peso si no que la grasa corporal se redistribuye. Esto afecta la imagen femenina pues la grasa se deposita fundamentalmente en el abdomen. También ocurre disminución de la masa muscular.

  • Osteoporosis

En la medida que se establece la menopausia y avanza en el tiempo, la cantidad de calcio en los huesos disminuye. Esto propicia fracturas.

la menopausia

Factores que favorecen la aparición de la menopausia

  • Tabaquismo

Tiene efectos antiestrogénicos debido a la nicotina, por tanto favorece la rápida disminución de esta hormona durante el climaterio acelerando la menopausia.

  • Sedentarismo

La actividad física contribuye a fortalecer los músculos, entre ellos el músculo cardiaco. Por ello el corazón se enfrentará a este periodo de la mujer de manera saludable si se practican ejercicios físicos como estilo de vida. También los pulmones se mantienen saludables.

Por tanto el ejercicio físico disminuye la presión sanguínea, protege contra enfermedades del corazón, la diabetes, el cáncer, la osteoporosis y la menopausia precoz.

  • Enfermedades que favorecen la menopausia precoz

En este caso cesa la menstruación antes de los 40-45 años. Se debe fundamentalmente a extracción del útero, extirpación de uno o ambos ovarios, el fallo ovárico prematuro por desorden de origen genético.

También la enfermedad celíaca sin diagnosticar ni tratar pues suele cursar inadvertida y el daño por quimioterapia o radioterapia en enfermas de cáncer.

  • Otros

Es más tardía en países cálidos y multíparas

Tratamiento

El tratamiento de la menopausia está encaminado a aliviar los síntomas que derivan de la disminución o ausencia de las hormonas femeninas.

La tendencia hace años era a la indicación de terapia hormonal de reemplazo que sustituía a las hormonas que ya no producía el cuerpo femenino.

Tras años de observación se pudo constatar que las mujeres sufrían menos los efectos de esta etapa lógicamente. Pero por otro lado se observó la ocurrencia de complicaciones debido a que este tratamiento no puede ser suministrado si existen determinadas patologías.

Aquellas mujeres que padecen de trastornos vasculares periféricos, diabéticas, hipertensas, entre otras enfermedades no pueden recibir terapia hormonal de reemplazo.

En estos casos los riesgos son mayores que los beneficios. Es llamativa la incidencia de trombosis venosa, ictus cerebral, enfermedades del corazón, cáncer de mama, fractura de cadera.

Terapia alternativa
  • Cambios en los estilos de vida

Realizar ejercicios físicos habitualmente, fundamentalmente aeróbicos. Mantener un peso adecuado. No fumar, no tomar más de 3 tazas de café por día e ingerir bebidas alcohólicas lo menos posible. Preferir el vino, no más de 2 copas al día.

  • Dieta rica en fitoestrógenos

Los fitoestrógenos no son más que estrógenos presentes en las plantas. O sea, hormonas de origen vegetal cuya función es similar a la de los estrógenos de origen animal.

La semilla de lino o linaza contiene la cantidad de fitoestrógenos más elevada (lignano) seguido de la soja y el tofú (isoflavonas). Por tanto el yogurt de soya, los platos preparados a base de este frijol y fitoterapia a base de productos naturales ricos en flavonoides pudieran ser una opción.

El trébol rojo es también muy rico en fitoestrógenos y de elección para el tratamiento de los sofocos o bochornos.

  • Terapia de reemplazo con hormonas bioidénticas

Sin resultados alentadores en comparación con la terapia hormonal de reemplazo tradicional.

  • Medicamentos como los bifosfatos, modulador del receptor selectivo de estrógenos, o calcitonina.

La calcitonina es una hormona que reduce la perdida ósea, por tanto la osteoporosis y las fracturas.

  • Mantener o incrementar el cuidado personal.

La autoestima suele disminuir mucho durante esta etapa en la vida de la mujer. Continuar o incorporarse al medio laboral, recibir cuidados de belleza, vestirse según el gusto y mirarse con orgullo al espejo, son medicinas insustituibles.

Conclusiones

La menopausia no representa el fin de la vida útil de una mujer. Mucho menos el tránsito hacia una etapa vacía, sin ilusiones ni anhelos.

Es bueno saber que en esta fase se dice al fin ¡Adiós menstruación! También termina la preocupación del posible embarazo indeseado y el uso de los métodos anticonceptivos. Recordemos que el condón continúa en su función de protector contra infecciones de transmisión sexual.

Manteniendo un estilo de vida sano, asistiendo a consulta regular para vigilar la presión sanguínea y otros parámetros permitirá el disfrute de esta nueva etapa.

Spread the love
  • 5
    Shares

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.