La polaquiuria o angurria. Nicturia. Orinar a cualquier hora

La Polaquiuria o angurria es un trastorno al orinar. Este consiste en un aumento de la frecuencia y una disminución de la cantidad de orina por cada micción.

La Polaquiuria nocturna o nicturia es el incremento en la frecuencia de las micciones durante la noche, mientras dormimos.

Polaquiuria o angurria. Sus causas.

La Polaquiuria es más frecuente de manera general en las mujeres.

Esto ocurre porque la uretra femenina es más corta y los gérmenes provenientes del ano y vagina pueden provocar infección urinaria baja.

La cercanía del orificio uretral al vaginal y anal predispone a esta condición. En este caso no necesariamente se asocia al horario nocturno.

La angurria está presente en ciertas enfermedades

 

En las mujeres

cistocele, polaquiuria, angurria

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo. Es más frecuente a partir de la 4ª década de la vida. Está relacionada con los partos y asociada generalmente a cistocele o debilidad del suelo pelviano.
  • Infecciones urinarias.
  • Cistitis de causa no infecciosa.
  • Disminución de la capacidad de la vejiga como consecuencia del envejecimiento.
  • Enfermedades neurológicas (vejiga neurogénica, Enfermedad de Parkinson).
  • Enfermedades metabólicas (diabetes mellitus).

En los hombres

polaquiuria,nicturia,hiperplasia benigna prostata

  • Enfermedades de la próstata (hiperplasia prostática benigna o cáncer prostático).
  • Estrechez uretral por fibrosis debido a infecciones o crecimiento de la próstata
  • Infecciones urinarias.
  • Disminución de la capacidad de la vejiga como consecuencia del envejecimiento.
  • Enfermedades neurológicas (vejiga neurogénica, Enfermedad de Parkinson).
  • Enfermedades metabólicas (diabetes mellitus).

La cantidad de orina que es capaz de retener la vejiga en los adultos oscila entre los 250 y 300 ml.

Se puede considerar normal que los adultos orinen hasta dos veces en la noche. Cuando esta frecuencia aumenta estamos en presencia de una Polaquiuria nocturna o nicturia.

Esto es clínicamente significativo ya que puede conducir a alteraciones del sueño, trastornos psicológicos y generar por tanto afectaciones en la calidad de vida.

Polaquiuria. Diagnóstico

La Polaquiuria como síntoma es fácil de diagnosticar. En general el paciente acude a consulta quejándose de orinas frecuentes, escasas en cantidad.

Generalmente refiere ardor asociado, incontinencia, urgencia miccional, chorro débil o entrecortado, en fin.

Para la determinación de la causa de la Polaquiuria se requerirán pruebas diagnósticas específicas. Entre ellas exámenes complementarios de orina y sangre, ultrasonografía abdominal, rayos X.

De esta forma se determinará si la causa de la Polaquiuria es local o sistémica.

El examen físico exhaustivo en el caso de las mujeres deberá incluir sistema ginecológico. Esto es importante para descartar la presencia de cistocele o debilidad del suelo pelviano.
En los hombres el tacto rectal descartaría un aumento de volumen de la próstata y las características de la misma.

Tratamiento

El tratamiento de este síntoma estará en dependencia de la causa que lo produce. Una vez determinada la misma se establecerá la conducta a seguir.
El tratamiento podrá ser básicamente medicamentoso o quirúrgico en el caso de cistoceles grandes, hiperplasia de próstata con criterio quirúrgico, tumores, entre otras patologías.

Medidas generales

En el caso de la nicturia o incremento de las micciones nocturnas, se recomienda como medida general no ingerir líquidos por la noche.

En aquellos pacientes que toman medicamentos diuréticos deberán hacerlo siempre en horas de la mañana. Estos podrían provocar un empeoramiento de la Polaquiuria nocturna al incrementar el volumen de orina a eliminar.

También se deberán efectuar cambios en el estilo de vida de ser necesario, sobre todo con respecto a la alimentación. Se recomienda una dieta baja en sal y grasa. Consumir preferiblemente verduras y frutas. Disminuir la ingesta de dulces.

Es importante practicar regularmente ejercicios físicos.

Recomendaciones

Ante cualquier cambio en el número de micciones, la cantidad de orina por micción o variación en las características de la orina solicite atención médica.

La tubidez de la orina y la presencia de cambios en la coloración son signos de que algo anda mal. La presencia de síntomas asociados como dolor abdominal, ardor al orinar y sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga no deben pasar por alto.  

La fiebre, las náuseas y los vómitos son señales de infección. Pudiera existir estreñimiento como consecuencia de compresión externa del recto por parte de órganos como la próstata  o el útero.

Asistir al especialista para que este pueda determinar las causas de la Polaquiuria o angurria es el primer paso para que el profesional pueda actuar en consecuencia.

Spread the love
  • 1
    Share