La sábila o aloe vera es un remedio natural para la alergia al polen

La sábila o Aloe vera es un remedio natural para la alergia al polen.

Esto sucede porque estimula al sistema inmunológico.

Según estudios científicos comprobados este tratamiento podría complementar los tratamientos farmacológicos en personas alérgicas al polen.

En mi experiencia personal pude comprobar este resultado de manera casual.

Estaba realizando tratamiento con la reina de las plantas medicinales para la gastritis que padecía.

Con el tiempo observé que la alergia al polen que me aquejaba había disminuido drásticamente.

Revisé literatura médica alternativa y encontré hallazgos sorprendentes al respecto a partir del uso de la sábila o aloe vera.

La sábila o aloe vera podría disminuir el uso de fármacos

Las alergias primaverales son las que aparecen debido a la floración que ocurre en esta época del año. 

Esas alergias pueden presentarse en cualquier grupo etáreo.

En los niños, adolescentes y jóvenes se manifiestan de manera aguda, los síntomas son muy llamativos.

Después pasan a la cronicidad y los síntomas son menos evidentes en los adultos.

Con mucha frecuencia la alergia al polen se ve reforzada por los hábitos tóxicos como el tabaquismo.

Muchas de las alergias pueden ser controladas a base de remedios caseros o naturales.

La sábila o aloe vera es sin duda, una opción al seguro.

Los fármacos empleados en la prevención de las crisis de alergias se indican en tratamientos largos.

Los antihistamínicos causan sueño, dependencia y son un gasto constante de dinero.

Esta terapia pudiera disminuirse en buen grado si se aprovechan las bondades de la sábila.

No me referiré en este artículo a caracterizar las alergias, describirlas y decir sus causas, síntomas, tratamientos, etc.

Mi interés es hacer promoción de salud y ofrecer una opción de tratamiento con el objetivo de aliviar la enfermedad y de paso fortalecer el organismo.

Las alergias al polen pueden ser aliviadas mediante el uso de la sábila o aloe vera como remedio natural.

Miel con sábila

Aloe vera con miel, una buena opción

Experiencia personal

Viví en Fontanar, un reparto situado a 3 kilómetros del Aeropuerto Internacional “José Martí” en La Habana, Cuba.

Cada cierto tiempo y desde niña padecía fiebre, temblores, picazón, tos y estornudos muy molestos.

También padecía con recurrencia de faringitis alérgica.

La tos me dejaba sin aliento, dolores abdominales y en los músculos intercostales producto del esfuerzo al toser.

Los análisis de laboratorio no arrojaban resultados que indicaran infecciones, parasitismo, nada.

No obstante las crisis alérgicas sucedían cada año coincidiendo con los picos de polinización y cambios de tiempo.

Fontanar es una zona repleta de árboles frutales, mangos y aguacates fundamentalmente.

Hay cientos de plantas ornamentales.

Una foto satelital muestra la zona como una gran mancha verde.

Los amaneceres son brumosos por la humedad del territorio con un manto freático bien pegado a la superficie.

Las aves anidan y se reproducen con cualquier tipo de alimento a su alcance.

Las abejas hacen festivales de polen durante casi todo el año. Es un paraíso.

Solo que es también el enemigo del paciente alérgico. Y cuando la alergia es al polen que se podrá esperar.

La sábila es muy conocida como protector y cicatrizante de la mucosa gástrica.

Por eso es muy utilizada en el tratamiento de la gastritis y la úlcera duodenal.

Además son probadas sus propiedades inmunoestimulantes para varios seres vivos, incluidas las mascotas.

Comencé a consumir la sábila o aloe vera como remedio natural contra la gastritis evitando el tratamiento con el Omeprazol.

Este medicamento es fantástico pero es, al fin y al cabo, un químico. Abusar de él puede traer serias consecuencias.

Por tanto no es saludable usarlo cada vez que aparezca la sintomatología clásica de la gastritis.

Como usar la sábila. Resultados finales.

Al notar la mejoría de la alergia mientras hacia el tratamiento para la gastritis comencé por buscar plántulas de sábila o aloe vera para sembrarlas.

Solo que debía esperar más de tres años ya que es entre los tres y cuatro años que esa planta está lista para ofrecer sus bondades.

Solo entonces brinda al máximo sus propiedades medicinales.

Conseguí entonces las hojas de la sábila, extraje su gel, lo coloque en la licuadora y la mezcle al batirla con miel.

Estuve tomando un vaso diario de esta mezcla durante un tiempo.

La prueba de fuego llegó con la entrada de la primavera, época de mayor polinización.

No apareció la fiebre, ni la faringitis, el lagrimeo, los temblores.

La tos disminuyó ostensiblemente, siendo solo un poco molesta al amanecer y al atardecer.

Gracias a ese remedio natural para la alergia puedo hoy decir que los antihistamínicos los uso muy poco.

En tanto los esteroides quedaron atrás.

Mi organismo se libró así en gran medida de los químicos.

Esta es mi experiencia sobre cómo tratar una alergia al polen con remedios naturales como la sábila o aloe vera.

Más tarde probé a indicarlo a un grupo de pacientes de los que siempre estaban con el pañuelo en mano, el pastilleo y la fiebre.

Muchos acogieron de buena gana la indicación médica pues no perdían nada con intentarlo.

Por el contrario si les iba bien con ese tratamiento natural, se librarían de una gran parte del tratamiento farmacológico.

Los resultados fueron suficientes para probar lo que la literatura tenía descrito pero que no mucha gente conoce o practica.

Recomendación

A los padres con niños y adolescentes con alergia al polen les recomiendo estimular el consumo de sábila por parte de ellos.

De esa manera se fortalecerá el sistema inmunológico y a consecuencia podría aliviarse la alergia al polen.

Importante

La sábila o Aloe vera está contraindicada en niños muy pequeños, embarazadas y enfermos de Parkinson.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

error: Content is protected !!