Las Manchas Blancas en la Piel.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Las manchas blancas en la piel constituyen el llamado Síndrome Macular Hipocrómico.

enlaces patrocinados

Existen varias enfermedades que se acompañan de manchas blancas en la piel. Un por ciento muy pequeño se asocia a patologías de órganos internos más importantes.

No obstante al tratarse de la piel, estas representan un problema estético significativo. La lepra es uno de esos casos. En esta enfermedad además de las manchas ocurre perdida de cartílago en nariz, orejas.

En otras ocasiones se acompañan de otros síntomas molestos como el prurito (picazón), dolor, ardor.

Las manchas blancas en la piel. Enfermedades que pueden manifestar este tipo de lesión.

manchas blancas en la pielmanchas blancas en la pielmanchas blancas en la pielmanchas en la piel

  • Pitiriasis alba.
  • Vitíligo.
  • Lepra.
  • Nevus (lunar) acrómico y anémico.
  • Afecciones genéticas
  • Despigmentaciones residuales (cicatrices).

Aunque todas ellas propician la aparición de manchas blancas en la piel, cada una tiene características específicas que las diferencian entre ellas.

Pitiriasis Versicolor: Podemos encontrar manchas blancas, rosadas y hasta color crema. Sus bordes están bien definidos.

Pitiriasis Alba: las manchas presentan bordes imprecisos y se encuentran con mucha frecuencia en la carita de los niños.

enlaces patrocinados

Lepra: las lesiones pueden ser de color blanco o no, los bordes ser precisos o irregulares y las localizaciones variables. Las alteraciones de la sensibilidad indican una variedad más severa. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo sin tener en cuenta edad, sexo ni color de la piel.

Vitiligo: las manchas blancas pueden observarse con un patrón irregular que con mucha frecuencia comienza por las manos, el cuello y los pies. En muchas ocasiones hace su debut relacionado con una situación de estrés.

Manchas blancas de origen congénito: aparecen desde el nacimiento o en días posteriores. En estos casos pueden estar asociadas a enfermedades neurológicas.

Manchas blancas en la piel. Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de las enfermedades de la piel es básicamente clínico, o sea, depende fundamentalmente de la observación y el interrogatorio minucioso.

Las manchas blancas deberán ser atendidas igualmente para llegar al diagnostico e indicar el tratamiento.

No obstante existen pruebas que en muchos casos son las que determinan el dictamen final. Frecuentemente diferenciar la existencia de tal o cual enfermedad  se hace difícil por su semejanza.

También se realizan complementarios para confirmar un diagnóstico ya establecido clínicamente. Entre estas pruebas se encuentran el raspado de la piel, pruebas para constatar la disminución de la sensibilidad, exámenes para confirmar trastornos genéticos (alteraciones cromosómicas), entre otras.

Tratamiento

El tratamiento de las enfermedades que provocan manchas blancas en la piel en la mayoría de los casos es efectivo.

La pitiriasis Versicolor aunque tiende a reaparecer se desvanece totalmente cuando se trata adecuadamente.

La pitiriasis alba, una de las tantas manifestaciones de la alergia en la piel, también ofrece un por ciento de curabilidad.

Los lunares anémicos y las cicatrices son definitivos.

En el caso del vitiligo el tratamiento con la Melagenina Plus, medicamento cubano, ofrece excelentes resultados y se cuenta ya con una vasta experiencia en ello. La disminución y aclaramiento de las manchas blancas en la piel es un hecho con el uso de este medicamento.

Conclusiones

Todo tipo de lesión en la piel debe ser valorada por el médico general y si fuera prudente por el especialista en dermatología.

Si existe sospecha de Lepra por la sintomatología asociada y antecedentes familiares urge interconsultar con el dermatólogo.

Actualmente existen todos los recursos para su diagnóstico y tratamiento precoces. Esto facilita que la persona afectada cure totalmente y pueda reincorporarse a una vida sana y normal.

Las manchas blancas producidas por otras causas también tienen grandes probabilidades de remitir en la actualidad.

La piel es un órgano muy importante y además la carta de presentación del individuo. Cuidarla y tratarla cuando se ve afectada no debe ser una elección si no un elemento de obligatorio cumplimiento.

De esta forma se evita que, enfermedades curables, se transformen en un  conflicto y dejen su huella para siempre.

 

(Visited 1.362 times, 14 visits today)
enlaces patrocinados
Spread the love