Mantener una buena salud sexual toda la vida. Empieza ya

Mantener una buena salud sexual es de suma importancia para los seres humanos.

Durante la juventud miramos a las personas mayores como si ya hubieran cerrado ese capítulo.

Pero no es tan malo llegar a los 40, los 50 y mucho más si se prepara el camino para mantener una buena salud sexual.

Desde que somos muy jóvenes podemos tomar ciertas providencias para garantizar el disfrute de la sexualidad el mayor tiempo posible.

Mantener una buena salud sexual toda la vida. Prevención del desgaste natural desde temprano

Los órganos ginecológicos comienzan a envejecer a la par que el resto de los órganos.

Un factor primordial para que estos se mantengan firmes y sanos es, entre otros, mantener un suelo pélvico saludable.

El suelo pélvico está formado por un grupo de músculos. El músculo pubococcígeo es el que más contribuye a que los genitales externos e internos se mantengan en su lugar.

También este músculo mantiene en su posición anatómica a la uretra, la vejiga y el recto.

Tonificar los músculos del suelo pelviano

Como parte de la salud sexual se entiende no solo la ausencia de infecciones de los órganos genitales.

Los músculos del suelo pélvico deben conservarse con un buen tono pues ellos permiten que estos órganos se mantengan en su lugar.

A lo largo de la vida de la mujer esta parte de la salud reproductiva se resquebraja. Las causas giran fundamentalmente alrededor de la maternidad.

Ser madre es un regalo de Dios y la naturaleza. Pero si no nos preparamos en todos los sentidos para ello el precio a pagar no es bajo.

Por eso una de las cosas más importantes es fortalecer los músculos del suelo pelviano.

Ejercicios de Kegel como parte de la rutina. Fitness completo

Realizar ejercicios físicos para mantener una aptitud física adecuada y una figura atractiva es indispensable para la salud.

El suelo pélvico está constituido por músculos. Sin embargo nunca se le presta la atención adecuada como parte de ejercicios rutinarios.

Si desde temprano en la vida tenemos presente a esta parte del cuerpo, podremos presumir de una buena salud sexual aun en la ancianidad.

Desde antes del embarazo, durante este y a partir de entonces, los ejercicios de Kegel en mayor o menor frecuencia garantizarán la entereza del suelo pélvico.

Si logramos esto estaremos evitando condiciones que empobrecen la salud sexual en los años por venir.

La obesidad, los partos múltiples o instrumentados, la tos crónica, el realizar pesos inadecuadamente entre otras causas, provocan diferentes enfermedades.

Entre ellas podemos citar el cistocele o vejiga caída. También el rectocele o hernia del recto y el prolapso uterino. Este último es el descenso del útero a través de la vagina.

Todo ello se traduce en una pobre salud sexual. Estas condiciones provocan dolor en el vientre, en la espalda baja, infecciones urinarias.

También el débil tono muscular de la vagina hace que esta se torne flácida, lo cual disminuye el placer sexual y produce dolor durante las relaciones íntimas.

Realizar los ejercicios de Kegel desde temprano en la vida evitará estas enfermedades.

Estos ejercicios también podrán mejorar mucho e incluso revertir dichas condiciones una vez que se han presentado. Para ello no se necesita un gimnasio, ni ropa apropiada.

En el próximo artículo podrás encontrar como hacerlos.

(Visited 123 times, 1 visits today)
Spread the love
  • 8
    Shares